Aprender a Pensar

Dice en el primer verso del primer capítulo del DHAMMAPADA

“Todos los estados encuentran su origen en la mente. La mente es su fundamento y son creaciones de la mente.
Si uno habla o actúa con un pensamiento impuro, entonces el sufrimiento le sigue de la misma manera que la rueda sigue la pezuña del buey…”

mentePoco valor damos en nuestra sociedad a la enseñanza del control del pensamiento. Usualmente se estimula su dispersión o su distracción por los medios audiovisuales antes que su concentración en fines más elevados.

El entrenamiento de la mente puede realizarse a temprana edad y desarrollarse a lo largo de los años. Gobernar la mente es, según este verso, una de las formas de liberarse del sufrimiento superando los pensamientos impuros.

Por impuros no se refiere al uso cristiano de “pecaminoso”, sino más bien al uso que le brindamos hoy en día dentro de la Educación Emocional. Es decir, a aquellos pensamientos destructivos, obsesivos, de rechazo a otras personas, de desprecio, etc.

La tarea meditativa es la ideal para comenzar a controlarlos… Observen que digo control, no represión. El pensamiento puede aflorar, pero de mí depende cuanto tiempo he de permitirle permanecer. Para ello se requiere una vigilancia permanente de mantener a la mente en calma, y aplicada a cuestiones que nos eleven

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s